NIC's



Norma Internacional de Contabilidad NIC13


(reestructurada en 1994)

Presentación de Activos y Pasivos Corrientes

Esta Norma Internacional de Contabilidad reestructurada reemplaza a la Norma originalmente aprobada por el Consejo Directivo en Junio 1979. Se presenta ahora en el formato revisado adoptado a partir de 1991 para las Normas Internacionales de Contabilidad. No se ha hecho cambios sustanciales en el texto original aprobado. Se ha cambiado algunos términos para armonizarlos con la actual práctica del IASC, y se ha actualizado todas las referencias cruzadas.



Contenido


Norma Internacional de Contabilidad NIC 13 (reestructurada en 1994)

Presentación de Activos y Pasivos Corrientes


Tabla de Concordancia  
Alcance

Párrafos 1-3

Concepciones Opuestas sobre los Activos y Pasivos Corrientes

4-6

Limitaciones de la Distinción entre Corriente y No Corriente

7-12

Activos Corrientes

13-14

Pasivos Corrientes

15-18

Presentación en los estados financieros

19-21

Fecha de Vigencia

22



Tabla de Concordancia


Número de párrafo en la Estructura anterior

Número de párrafo en la Estructura actual

1

1/2

2/3

3

4

4

5

5

6

6

7

Suprimido

8

Suprimido

9

14

10

Suprimido

11

17

12

Suprimido

13

Suprimido

14

Suprimido

15

9

16

10

17

11

18

12

19

7

20

8

21

13

22

215

23

16

24

18

25

20

26

21

27

19

28

22



Los párrafos que constituyen las pautas normativas aparecen en negrita.

Norma Internacional de Contabilidad NIC 13

(reestructurada en 1994)

Presentación de Activos y Pasivos Corrientes

Los párrafos normativos, impresos en letra cursiva negrita, deben leerse en el contexto del material referencias y pautas de implementación de esta Norma específica, así como en el contexto del Prefacio a las Normas Internacionales de Contabilidad. Las partidas no significativas no son objeto de las Normas (ver párrafo 12 del Prefacio).

Alcance

1. Esta Norma deberá aplicarse para la presentación de activos y pasivos corrientes en los estados Financieros.

2. Esta Norma no se ocupa de las bases para la valuación de los activos y pasivos corrientes.

3. La identificación de los activos y pasivos corrientes se ha considerado tradicionalmente como información útil para ayudar a los usuarios de los estados financieros a analizar la situación financiera de la empresa. Al exceso del activo corriente sobre el pasivo corriente suele llamársele «activo corriente neto» o «capital de trabajo».

Concepciones Opuestas sobre los Activos y Pasivos Corrientes

4. Hay quienes consideran que la clasificación de los activos o pasivos en «corrientes» y «no corrientes» pretende proporcionar una medida aproximada de la liquidez de la empresa, esto es, de la capacidad de llevar a cabo sus actividades diarias sin afrontar dificultades de orden financiero. Otros consideran que esta clasificación permite identificar aquellos recursos y obligaciones de la empresa que se encuentran circulando continuamente.

5. Estas concepciones son en cierta medida incompatibles. Ello se debe a que, para medir la liquidez, el criterio para clasificar los activos y pasivos como corrientes o no corrientes depende de que sean o no realizables o liquidables en el futuro cercano. Mientras que el criterio para identificar a los activos y pasivos como circulantes depende de que sean consumidos o integrados en la producción de los ingresos dentro del ciclo normal de operaciones de la empresa. El ciclo normal de operaciones de la empresa normalmente se refiere al tiempo promedio entre la adquisición de los materiales que entran al proceso y la realización final en efectivo. Por ejemplo, los trabajos de construcción en proceso, según el primer criterio, serían excluidos de los activos corrientes; mientras que, según el segundo criterio, deberían ser incluidos.

6. Estas consideraciones contrapuestas han llevado a la adopción en varios países, de una posición según la cual se incluyen como activos corrientes las partidas que se espera convertir en efectivo en plazo no mayor de un año o dentro del ciclo normal de operaciones, el que sea más largo; y los pasivos se clasifican como corrientes si son pagaderos a requerimiento del acreedor o bien si se espera que sean pagados dentro del curso de un año. Aun cuando este enfoque se usa como regla general, existen ocasiones en que la inclusión o exclusión de partidas específicas se basan en criterios diferentes. Por lo tanto, la clasificación de partidas como corrientes o no corrientes en la práctica se basa principalmente en una convención, más que en un concepto en particular.

Limitaciones de la Clasificación Corriente y No Corriente

7. Cada empresa debe determinar si presenta o no los activos corrientes y los pasivos corrientes como clasificaciones separadas en sus estados financieros. Los párrafos del 13 al 21 de esta Norma son aplicables cuando se hace la distinción entre corriente y no corriente.

8. Cuando no se hace la distinción entre corriente y no corriente en los estados financieros de una empresa, no deberán presentarse sub-totales de importes de activos y pasivos que pudiesen implicar tal distinción.

9. La distinción entre corriente y no corriente generalmente se considera que proporciona identificación de una porción relativamente líquida del capital total de una empresa, porción que constituye un margen o soporte para cumplir con las obligaciones dentro del ciclo de operaciones ordinario de la empresa. Sin embargo, en tanto que la empresa sea una empresa en marcha, deberá, por ejemplo, reponer continuamente las existencias que vende con nuevas existencias que le permitan seguir llevando a cabo sus operaciones. En la misma forma, los activos corrientes pueden incluir existencias que no se espera que se vendan en un futuro cercano. Por otra parte, muchas empresas financian sus operaciones con préstamos bancarios con vencimientos a la vista y que consecuentemente se clasifican como pasivos corrientes.

Sin embargo, la modalidad a la vista puede constituir más que nada una forma de protección para el acreedor, siendo la expectativa real, tanto del deudor como del acreedor, que dichos préstamos permanezcan vigentes por un período considerable.

10. Muchos consideran que un exceso de los activos corrientes sobre los pasivos corriente proporciona cierta indicación del bienestar financiero de una empresa, mientras que un exceso de los pasivos corrientes sobre los activos corrientes se considera como una indicación de problemas financieros. No es adecuado llegar a esas conclusiones sin considerar la naturaleza de las operaciones de la empresa y los componentes individuales de sus activos y pasivos corrientes.

11. Segregar los activos y pasivos en corrientes y no corrientes, no se considera, por lo general, adecuado en estados financieros de empresas que tienen un ciclo de operaciones indeterminado o demasiado prolongado.

12. Así pues, aun cuando muchos piensen que la identificación de activos y pasivos corrientes es una herramienta útil en el análisis financiero, otro piensan que las limitaciones que tiene dicha clasificación hacen que sea de poco uso o, incluso, que conduzca a error en muchas circunstancias. La imposición, como requerimiento general, de identificar los activos y pasivos corrientes en los estados financieros podría impedir una más amplia consideración de estos conceptos. Concordantemente, esta Norma sólo pretende armonizar las prácticas seguidas por las empresas que optan por identificar los activos y pasivos corrientes en sus estados financieros.

Activos Corrientes

13. Entre las partidas incluidas en el activo corriente deben considerarse:

a) los saldos de caja y bancos disponibles para operaciones corrientes. Los saldos de caja y bancos cuyo uso para operaciones corrientes esté sujeto a restricciones deberán incluirse como activos corrientes sólo si la duración de las restricciones está limitada al término de una obligación que se haya clasificado como pasivo corriente, o si las restricciones expiran dentro del plazo de un año;

b) los valores negociables de fácil realización y que no se tenga intención de retener;

c) cuentas por cobrar comerciales y otras que se espere cobrar dentro del plazo de un año a partir de la fecha del balance. Las cuentas por cobrar comerciales pueden presentarse en su totalidad como activos corrientes, siempre que se revele el importe que no se espera cobrar dentro del plazo de un año;

d) existencias;

e) adelantos otorgados para la compra de activos corrientes; y

f) gastos pagados por anticipado que se espera usar o aplicar dentro del plazo de un año a partir de la fecha del balance.

14. Las existencias normalmente se incluyen en su totalidad como activos corrientes, a pesar de que pueden incluir partidas que no se espera realizar en el plazo de un año o dentro del ciclo normal de operaciones.

Pasivos Corrientes

15. Entre las partidas que se incluyan en el pasivo corriente debe considerarse las obligaciones pagaderas a la vista y aquellas partes de las siguientes obligaciones cuya liquidación se espera realizar dentro del plazo de un año apartir de la fecha del balance:

a) préstamos bancarios y otros. Si un préstamo es reembolsable de acuerdo a un programa de pagos acordado con el acreedor, tal préstamo podrá ser clasificado según dicho programa, no obstante el derecho del acreedor de requerir el pago a la vista;

b) la porción corriente de los pasivos a largo plazo, salvo que se deba excluir de acuerdo a lo mencionado en el párrafo 16;

c) cuentas por pagar comerciales y gastos devengados;

d) provisión para impuestos por pagar (ver Norma Internacional de Contabilidad NIC 12 - Tratamiento Contable del Impuesto a la Renta);

e) dividendos por pagar;

f) ingresos diferidos y anticipas de clientes; y

g) provisiones para pérdidas contingentes (ver Norma Internacional de Contabilidad NIC 10 - Contingencias y Hechos Ocurridos Después de la Fecha del Balance).

16. La porción corriente de un pasivo a largo plazo puede excluirse de los pasivos corrientes si la empresa tiene la intención de refinanciar a largo plazo dicha obligacíón y existe una seguridad razonable de que esto puede llevarse a cabo. La demostración de esta seguridad requiere de una de estas dos condiciones:

a) la emisión de acciones de capital o de una obligación a largo plazo después de la fecha del balance general;

b) un convenio de financiamiento no rescindible que no venza dentro de un año a partir de la fecha del balance general y respecto al cual el prestamista o inversionista tenga la capacidad financiera de cumplirlo.

17. La porción de un préstamo a largo plazo pagadero dentro del plazo de un año, se clasifica a veces como pasivo no corriente si los activos existentes a la fecha del balance general, con los cuales debe hacerse la liquidación, han sido excluidos de los activos corrientes,

18. Cuando una empresa excluye de la clasificación de corriente alguna obligación de acuerdo al párrafo 16, debe revelarse el monto de la obligación y las condiciones de la refinanciación.

Presentación en los Estados Financieros

19. Los importes totales de los activos corrientes y de los pasivos corrientes deben revelarse en los estados financieros.

20. El importe al que se presente un activo o pasivo corriente en los estados financieros no deberá estar disminuido por otro pasivo o activo corriente, a menos que exista un derecho legal de compensarlos y dicha compensación dé un resultado igual a la realización del activo o cancelación del pasivo que re espera.

21. Los pagos por avance de obra y los anticipos podrán ser deducidos del importe del respectivo contrato de construcción en proceso, siempre que se haga una revelación de conformidad con la Norma Internacional de Contabilidad NIC 11 - Contratos de Construcción.

Fecha de Vigencia

22. La presente Norma Internacional de Contabilidad rige para los estados financieros que cubren los períodos que comienzan el 1 de Enero de 1981 o después de esa fecha.